Vídeo viral evidencia el doble rasero de las instituciones deportivas respecto a la segregación

Vídeo viral evidencia el doble rasero de las instituciones deportivas respecto a la segregación: El apartheid racial vs el apartheid de género

El gesto grosero por parte del jeque refleja una situación de mayor complejidad y calado en cuanto a la situación de las mujeres cataríes. La relación del deporte con la defensa de los Derechos Humanos desvela la diferente respuesta y comportamiento hacia el apartheid racial vs el apartheid de género. ¿Qué acciones han llevado a cabo las instituciones deportivas para condenar la segregación de las mujeres? ¿Cuál ha sido la reacción de la FIFA ante el gesto del jeque?

La evidencia del desprecio

El vídeo viral evidencia el  doble rasero de las instituciones deportivas. Éstas actúan con diferente contundencia respecto a los distintos tipos de apartheid. El incidente tuvo lugar durante el Mundial de Clubes de la FIFA. El jeque Joaan bin Hamad al-Thani, presidente del Comité Olímpico Catarí, rechazó saludar chocando los puños a dos árbitras, Edina Alves Batista y Neuza Back.

Este vídeo es un buen ejemplo que muestra el desprecio del poder en Catar hacia las  mujeres mostrando una actitud despótica y de falta de respeto institucional.

La presunción del deporte en la defensa de los DDHH de hombres y mujeres 

La Carta Olímpica, entre sus Principios Fundamentales, impone favorecer la creación de “una sociedad pacífica y comprometida con el mantenimiento de la dignidad humana”. Rechaza, además, “cualquier forma de discriminación contra un país o una persona basada en consideraciones de raza, religión, política, sexo o de otro tipo”. 

Las federaciones internacionales forman parte del movimiento olímpico. Tienen una relación de reconocimiento por parte del COI que les obliga a respetar estos principios. La FIFA, en concreto, los incorpora a sus estatutos.

A lo largo de la historia la defensa de estos derechos y las instituciones deportivas han tenido una relación compleja. Ha habido momentos donde ha existido connivencia con estados totalitarios. No obstante, a partir de la II Guerra Mundial encontramos un buen ejemplo de la defensa de estos derechos en la lucha contra el apartheid Sudafricano.

Instituciones deportivas y el apartheid racial: Boicot deportivo a Sudáfrica 

Apartheid es un término que pertenece a la lengua afrikáans, variedad del idioma neerlandés. Hace referencia a una segregación en Sudáfrica entre 1948 y 1992 y que fue impuesta por la minoría blanca de dicha nación.

Se conoce como boicot deportivo de Sudáfrica en la época del apartheid a aquellas acciones destinadas a restringir los contactos deportivos con dicho país. Esto formó parte del esfuerzo internacional contra este sistema racista segregador.

Algunos ejemplos de este boicot a sudáfrica son:

  • El Comité Olímpico Internacional (COI) retiró su invitación a Sudáfrica a los Juegos Olímpicos de 1964 en Tokio cuando el ministro del Interior Jan de Klerk insistió en que el equipo no sería racialmente integrado.
  • La FIFA expulsó a Sudáfrica en 1963. 
  • En 1970 fue excluida de la Copa  Davis de tenis.  
  • La International Rugby Board hoy World Rugby mantuvo a Sudáfrica como afiliada durante todo el periodo del apartheid debido al excelente nivel (y gran popularidad) del rugby sudafricano. Pero las giras internacionales de equipos sudafricanos (o las visitas de equipos extranjeros a Sudáfrica) siempre se vieron rodeadas de protestas políticas y diplomáticas. Como consecuencia de este ambiente negativo la Selección de rugby de Sudáfrica no disputó partidos internacionales desde 1981 hasta 1994.
  •  El Gran Premio de Sudáfrica de Fórmula 1 que se disputaba oficialmente desde 1962, se corrió por última vez en 1985 cuando equipos franceses boicotearon la carrera por presiones del gobierno francés. 
  • La FIA anunció más tarde que ningún campeonato sancionado por la federación y por la FISA volvería a competir en Sudáfrica por el apartheid. La máxima categoría del automovilismo volvería en 1992 y 1993.

El nulo movimiento del deporte contra del apartheid de género

El apartheid de género refleja una violación de los DDHH que conlleva a la segregación y opresión de las mujeres.  La psicóloga Phyllis Chesler define este fenómeno como “prácticas que condenan a las mujeres y niñas a una sub-existencia separada y sumisa además de que vuelve los hombres y niños en los guardianes permanentes de la castidad de sus parientes femeninas”. 

La práctica del apartheid de género lleva no solo a la pérdida de poder social y económico de las mujeres, sino también puede conducir a la violencia física. Distintos grupos defensores  de los DDHH han argumentado a favor de llevar a cabo sanciones contra los estados que practican el apartheid de género similares a las impuestas a Sudáfrica durante el apartheid racial. 

Estas sanciones no solamente no se están llevando a cabo, sino que se están multiplicando y proliferando Competiciones Mundiales donde existe un impune apartheid de género.  

El lavado de cara de gobiernos totalitarios a través del deporte

Es evidente que estos eventos deportivos se utilizan para lavar la imagen y legitimar estos gobiernos teocráticos y no democráticos. Este “lavado de cara” se hace con la connivencia de las instituciones deportivas. Esto refleja el doble rasero de las mismas hacia diferentes tipos de segregación. Ejemplo de ello lo encontramos en campeonatos mundiales de Golf, Fútbol, Automovilismo, etc.  celebrados en el Golfo Pérsico.

La FIFA defendió, cuando Qatar fue nombrado como sede mundialista, el avance en los derechos de las mujeres en un país donde por tradición, y de facto se vulneran sistemáticamente estos derechos. Se firma un memorando para perfilar un legado en materia de DDHH del Mundial de Catar 2022.

El comunicado de la FIFA presume que  “El memorando de acuerdo firmado con Q22 y la CNDH ayudará a seguir desarrollando nuestro compromiso con los DDHH”.  Parece que estamos en el S XVIII cuando se firma la Declaración de los DDHH y del hombre ya que éstos  efectivamente se referían a los hombres y no a las mujeres. 

Como entidad organizadora de la Copa Mundial, la FIFA tiene el deber de garantizar el respeto de los DDHH en el contexto de los preparativos y el desarrollo de la competición. Sin embargo, nos encontramos como el S XVIII. 

Catar y las mujeres como botón de muestra del doble rasero  

En la actualidad, la legislación qatarí permite que cualquier varón mayor de 18 años solicite la documentación necesaria para viajar. Las mujeres qataríes, siguen sometidas a un sistema de tutela masculina durante toda su vida. La discriminación de género es palpable en todos los ámbitos, pues son tratadas como menores toda su vida. Organizaciones como Amnistía Internacional, entre otras,  han instado a Catar desde hace varios años a que mejore su legislación y apueste de verdad por la libertad y los derechos de las mujeres.

Con esta situación, cabe preguntarse entre muchas cuestiones:

  • ¿Son conscientes de que sus competiciones están ayudando a normalizar y legitimar esta discriminación hacia las mujeres?
  • ¿Qué acciones han llevado a cabo las instituciones deportivas para condenar la segregación de las mujeres?
  • ¿Dónde se recogen medidas para implementar buenas prácticas sobre los derechos de las mujeres? 
  • ¿Cuál ha sido la reacción de la FIFA ante el gesto del jeque?

 

Más Deportivas  – Más Fútbol Femenino

Más Deporte Practicado por Mujeres

Actualidad

Trending

fin semana victoria tenista

Un fin de semana de victoria tenista

El pasado fin de semana ha sido de victoria tenista. Las españolas Cristina Bucșa y Alba Rey fueron campeonas en los torneos de WTA e ITF, respectivamente.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al tanto de las últimas notícias